Educrítica

Espacio para la reflexión sobre temas educativos

Empate

Hace unos días se han roto las negociaciones que buscaban un Pacto Social por la Educación. La ciudadanía lo está demandando con rotundidad.

Nuestros políticos no han escuchado estas voces y han preferido hacer cálculos numéricos de sus posibles votantes. El reparto de responsabilidades en el fracaso no es igual para todos los grupos, pero el resultado final es nefasto para todos.

El origen de la palabra (1601) se centra en “hacer el mismo número de bazas los dos adversarios”. Empatar no tiene nada que ver con las patas que dan coces, sino con patta, del que se deriva pacto.

En este mundo competitivo, el empate está mal visto. Pero yo soy partidario del empate. Cuando ese es el resultado, hay que seguir el juego; hay más tiempo para vivir en igualdad; se clasifican los dos. Empate entre hombre y mujer, entre ocio y negocio, entre ciencia y contemplación.

Para empatar, para hacer un pacto, hay que considerar que el otro es tan potente como tú, seguir unas reglas, tener una estrategia inteligente y saber respetar al que tienes al otro lado de la mesa. Una vez más nuestros políticos no han estado a la altura, todos hemos perdido por goleada.

Anuncios

¿Qué piensas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 6 de abril de 2018 por en Actualidad, Reflexiones.
A %d blogueros les gusta esto: