Educrítica

Espacio para la reflexión sobre temas educativos

Tolerancia

Etimológicamente esta palabra está emparentada con balanza y con Atlas. En el primer caso hace referencia a equilibrio y en el segundo a soportar el peso del universo.

No son tiempos para la tolerancia. Cada uno a su manera, busca más la eliminación que la posibilidad de compartir cargas derivadas de formas diferentes de vivir e interpretar la realidad.

Si algo nos ha enseñado el postmodernismo es que no hay una verdad absoluta y antes, del modernismo aprendimos que no podemos quedarnos en un nihilismo relativista.

Intolerante es el que “posee” la verdad, es dogmático e impone su “voluntad de poder” en una guerra fundamentalista.

El tolerante se mueve en una forma diferente de  entender la verdad, es una “pretensión de verdad”: siempre hay límites históricos, ontológicos, sociales… que impiden el conocimiento único, total y absoluto. Su “pretensión” indica que se esfuerza en argumentar y  en aceptar perspectivas subjetivas diferentes. Su conocimiento adquiere “pretensión de validez” admite la disidencia, es una construcción social. El tolerante sabe esperar, aceptar al otro superando el relativismo, ayudando a mejorar los argumentos de partida y creando otros nuevos. Avanzar en una tarea común y respetuosa. La tolerancia es  esa situación intermedia que existe entre mi conocimiento válido en un momento histórico hasta la creación de nuevas verdades. El tolerante se toma su tiempo de aceptación y no usa la fuerza impositiva. Es una lucha no violenta. Hay un tiempo de disenso, reflexión compartida, que no provoca agresión. Busca de nuevo el equilibrio repartiendo el peso argumental del conocimiento: hacerse cargo de lo que el otro afirma. Aceptación positiva de la alteridad.

Necesitamos personas tolerantes, políticos tolerantes, que sepan escuchar los argumentos y que no impongan su “verdad” por la fuerza del número de votos en un parlamento. En esto consiste un acuerdo, palabra que tiene que ver con acorde, con voces y músicas diferentes que suenen afinadas en bien de las personas que representan.

Anuncios

¿Qué piensas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 21 de marzo de 2017 por en Actualidad, Reflexiones.
A %d blogueros les gusta esto: