Educrítica

Espacio para la reflexión sobre temas educativos

Códigos

indice

En nuestras vidas abundan los códigos: códigos de barras, QR, códigos de conducta, código civil, de circulación, códigos no-escritos…

Los códigos, como los códices, unos están escritos en tablas, otros en pergaminos, en papel… Hoy nos interesan los que están anotados en nuestras identidades.

Podríamos decir que las personas tienen cifrados tres tipos de códigos:

. Código genético. Es cuasinvariable, no depende de nosotros, nos viene dado. Se ha originado por mecanismos evolutivos y por las condiciones vitales a lo largo de la vida de la especie. Con los avances científico/médicos es posible que podamos provocar cambios y mejoras.

. Código postal. Es el entorno que nos ha tocado en suerte, Se han formado a partir de las condiciones socioeconómicas inmediatas. Las ciudades están divididas en partes a las que se les asigna un número. Cada zona tiene específicas circunstancias sociales, categoría de las viviendas, servicios públicos, etnias… y todos aquellos aspectos que definen una clase social. Afectan a nuestra propia imagen y a la interpretación que damos a la realidad. “Todo es según el dolor con que se mira” (Benedetti). Medidas políticas, planificación urbanística, ayudas económicas… pueden provocar, con cierta facilidad, cambios en los códigos postales.

. Código lingüístico. Las palabras tienen muchos ámbitos de significado y, anexado a ellas, componentes afectivos que tienen que ver con su sentido y uso. Son las palabras las que nos enseñan a sentir, a descifrar, a interpretar la realidad. La educación tiene aquí su espacio de acción: dar vida con palabras, cuidar con palabras. Ahondar en el venero de las palabras, provocar su nacimiento, anudarlas para que formen frases con sentido, discursos vitales, identidades. Palabrear. Aumentar el caudal de palabras para no ser carne de publicidad. Es una construcción conjunta, el logos provoca el diálogo. Evitar las palabras sin sentido, saltar la muralla de las frases hechas. El saber adquiere  sabor con las palabras. El mundo actual está yermo de palabras. El poder apabullante de la imagen, con su exceso seductor, obeso y aparente de realidad, frena su empleo: ¡sólo titulares! La persona libre y libertadora utiliza el matiz disidente que toda palabra aporta. Las palabras impiden el aburrimiento y provocan asombro, nos sacan de la obscuridad; nos hacen ver los olores, oler los colores. Los códigos lingüísticos son relativamente fáciles de cambiar. No dejemos morir a las palabras… Si nos quedamos sin palabras ¿cómo vamos a llamar a la vida?

Anuncios

2 comentarios el “Códigos

  1. Profe con ganas de cambiar el mundo
    13 de diciembre de 2016

    Buenas noches. Me ha gustado mucho este artículo aunque no estoy del todo de acuerdo con que el espacio de acción de la educación se limita al código lingüístico. Después de años trabajando en códigos postales desfavorecidos he podido comprobar que uno de los superpoderes que tenemos los maestros es que nuestros alumnos perciban que son educados en igualdad, que son tan capaces como aquellos niños que llegan con sus mochilas de primera marca a la concertada/privada y darle esa fuerza para romper cualquier barrera, ya sea la esquina hasta que llegan los taxis dentro de una ciudad o los límites sociales que se le han impuesto y ellos han acabado aceptando. Atentamente, una ex-alumna.

    • educrítica
      15 de diciembre de 2016

      Los códigos postales, la clase social, el capital cultural, son factores determinantes en los resultados escolares. Solo si cambiamos la escuela, su metodología, SUS VALORES… PODREMOS CONTRARRESTAR, EN PARTE, LAS DESIGUALDADES SOCIALES

¿Qué piensas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 6 de diciembre de 2016 por en Actualidad, Fines de la Educación.
A %d blogueros les gusta esto: