Educrítica

Espacio para la reflexión sobre temas educativos

Delta

deltaPodría ser una buena metáfora para describir la situación actual. Punto de encuentro de múltiples componentes del desarrollo social con vocación de rio. Lugar turbulento dónde resulta difícil diferenciar la corriente principal y los afluentes efímeros de las coyunturas. Aquí se deberían encontrar el progreso y la utopía, pero ya hace tiempo que ha desaparecido del horizonte de nuestro estuario. Delta y océano son indistinguibles.

El flujo acelerado por la fuerza de las promesas inminentes del hipercosumo, (Lipovetsky dixit), impide la percepción y el análisis. Un espacio revuelto, cenagoso, inestable, laberíntico. Todo circula; todo se estanca inundado por el capitalismo globalizador. Los Estados hace tiempo que se han inhibido, han perdido su fuerza de contención frente al abuso de los mercados y de la corrupción. Si alguien se atreve a caminar marcando el paso, sus huellas son borradas de inmediato. El presente como única dimensión del tiempo. ¿Cómo construir el futuro si no existe?  El atractivo futurista del futuro ha perdido su encanto. La economía forestal de la sostenibilidad va dando tumbos amenazada y engullida por los múltiples remolinos fangosos.

Y este ambiente nos ha salpicado aguas malolientes que impiden la convivencia con los que son arrastrados por las corrientes impetuosas de los pagos de la deuda. ¿Se pueden construir barcos/salvadores en esta situación?  Si se lograra ¿quién será el timonel?.

Anuncios

¿Qué piensas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 26 de abril de 2016 por en Actualidad, Reflexiones.
A %d blogueros les gusta esto: