Educrítica

Espacio para la reflexión sobre temas educativos

PISA

static1.squarespace.com
PISA (Programme for International Student Assessment) es un tema recurrente para comparar, evaluar, calificar… el funcionamiento/eficacia/calidad/justificación de reformas… de los sistemas educativos en los países desarrollados (OCDE). Los medios de comunicación encuentran clasificaciones/estadísticas/rankings… para apoyar o, en su caso, criticar el funcionamiento de la educación en cada uno de los países (en nuestro caso, España, también de las comunidades autónomas). Es un sistema de evaluación muy amplio, complejo y costoso apoyado por los políticos de turno para legitimar su papel conservador/crítico con la educación.
Aunque no es el primer ni único sistema de evaluación, si es, actualmente, el más popular y conocido. Sus datos y clasificaciones se tratan dogmáticamente. Muchos son los autores, en el campo de la sociología, que han analizado y relativizado sus datos estadísticos pero sin mucho éxito.
El objetivo de PISA es buscar las variables determinantes en el aprendizaje del alumnado de 15 años.
El problema fundamental es qué se entiende por “aprendizaje del alumnado”. Para la escuela consiste fundamentalmente en la memorización/comprensión de una serie de contenidos curriculares previstos en las leyes de educación. Para PISA este aprendizaje va más allá y consiste en la capacidad (¿competencias?) de aplicar contenidos matemáticos, científicos… a situaciones de la vida real (¿resolución de problemas?). Está claro que son dos cosas diferentes: en cada caso se utilizan capacidades distintas. Además, los recursos intelectuales que aseguran el éxito en la aplicación de principios en la resolución de problemas no se aprenden solamente en la escuela. Es más, podemos afirmar que se asimilan fuera de la escuela.
Esto nos complica la situación. Si PISA es una evaluación para descubrir qué factores influyen en el éxito escolar y lo que analiza es aquello que se aprende fuera de la escuela ¿se puede utilizar PISA como justificación de futuras reformas escolares?. Por otra parte ¿cómo justifica PISA que la resolución de problemas es lo más importante en la vida del alumnado?
Así pues, muy brevemente, es urgente:
. Solicitar que PISA, sus responsables, nos aclaren sus presupuestos ideológicos. ¿Qué modelo social defienden?
. Decidir, esto es una decisión democrática, qué papel debe jugar la escuela: ¿aprender contenidos curriculares o preparar para la vida?
. Mientras tanto, extrapolar los datos de PISA hay que hacerlo con mucha prudencia. Si PISA no mide lo que hacen actualmente las escuelas, ¿podemos utilizar los resultados de PISA para proponewr/justificar mejoras en el sistema educativo?

Anuncios

¿Qué piensas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 8 de junio de 2015 por en Profesorado.
A %d blogueros les gusta esto: