Educrítica

Espacio para la reflexión sobre temas educativos

Jesuitas

logo

No es la primera vez que los jesuitas han sabido adquirir el protagonismo social. Hace unos meses han lanzado eslóganes pedagógicos. Titulares que todos los medios de comunicación, en general acríticamente, han recogido.
La compañía ya hizo “soldados”, “líderes”… en otras épocas. Ahora toca adaptarse. La iglesias están vacías, si se pierde la influencia de los colegios (concertados por supuesto) sus objetivos sociales tienen el riesgo de verse incumplidos.
Actualmente, los cambios neoliberales, han producido lo que muchos autores llaman capitalismo artístico. Ser líder en este ámbito requiere de un nuevo sujeto. Los jesuitas, siempre a la última, lo han captado.
“El Kitsch excluye de su campo de visión todo lo que la existencia humana tiene de esencialmente inaceptable” (M.Kundera). Los cambios jesuíticos son kitsch. Son cambios edulcorados que no ponen en cuestión los problemas sociales que afectan a la población. Pura performance. No entran en materia. “Transformar la sociedad” vs “sé tú mismo”. Han optado por los segundo.
Los jesuitas se han empeñado en re-crear una “marca”, seguir una “tendencia” compatible con el modelo del capitalismo artístico. Es necesario asegurar para sus alumnos el “capital simbólico”. Es un capitalismo que además de buscar la rentabilidad en los ámbitos tradiciones (explotación, plusvalías,..) necesita generar complicidad con los productores que ofrezcan su creatividad y su compromiso personal. Este nuevo sujeto debe educarse de forma diferente con nuevas experiencias de saber, innovación e imaginación; necesita nuevas competencias tecnológicas y practicar formas colaborativas de trabajo. El futuro líder social debe “estar encantado” y “ser encantador”. En el nuevo capitalismo no solo hay que producir objetos de consumo sino también “estilo”, “elegancia”, “cool”, “emociones”…. El nuevo “espíritu del capitalismo” se consume a “toda velocidad”. Los dirigentes tienen que tener nuevos “reflejos”, “ser sensibles” a estos valores “emergentes” y han de ser “entrenados” (como siempre se ha defendido en los colegios jesuíticos). El modelo propuesto por la compañía quiere conseguir una diversidad homogénea, propia del look del consumidor hedonista. Es una huida hacia adelante sin analizar las contradicciones que arrastra el capitalismo actual. La desregulación, propuesta por los sectores productivos neoliberales, se replica en las medidas jesuíticas. Los alumnos llevarán una vida diferente, llena de experiencias, cada día es distinto en el colegio. Una estética desformalizada, relajada, fluida, deportiva, casual wear… y un tanto narcisista e individualista.
Las tecnologías high-tech, realidad desrealizada, serán usadas con profusión en complicidad con el hiperconsumo (“sostenible” para que sea políticamente correcto). El modelo de capitalismo transestético, background del modelo que estamos analizando, funciona con una lógica propia de supervivencia: la moda, la seducción justificadas desde la renovación y creatividad perpetuas. En este contexto podemos incluir esta “colección” de medidas primaverales. Se quiere producir un alumno híbrido, libre de las ataduras de los “textos”, de los “horarios”, de los “programas”.
Pero la educación tiene un componente radical, un modelo social que conquistar/reinventar. Lo demás es un videoclip.
“Con las palabras todo cuidado es poco, cambian de opinión como las personas” (Saramago) . ¡Cuánta razón!

Anuncios

¿Qué piensas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 25 de marzo de 2015 por en Actualidad, Profesorado, Reflexiones.
A %d blogueros les gusta esto: