Educrítica

Espacio para la reflexión sobre temas educativos

Tiburones

La Real Academia de la Lengua define la palabra tiburón como:

(1) Persona que adquiere de forma solapada un número suficientemente importante de acciones en un banco o sociedad mercantil para lograr cierto control sobre ello. (2) Persona ambiciosa que a menudo actúa sin escrúpulos y solapadamente.

El modelo neoliberal de la economía actual funciona con expertos tiburones. Los bancos tienen poderes absolutos sobre el funcionamiento social. En épocas anteriores ya debilitaron el poder del Estado de la Ilustración y de la Modernidad y ahora, quitadas aquellas trabas, avanzan con todo el descaro y prepotencia a ser los amos del mundo (Navarro, 2012). Sus intereses son intocables, las leyes, tremendamente injustas, (el desahucio por impago, por ejemplo) están a su servicio. El negocio bueno (término ético) es aquel que da beneficios (término económico). Todo está enmarañado para ocultar su poder.

B. Brecht escribió un pequeño relato en el que describía cómo organizarían las escuelas estos escualos marinos. Actualmente, somos testigos del empeño que nuestro ministro de educación tiene en cambiar el sistema educativo. Podemos ver que hay un paralelismo entre el modelo Wert y aquellas organizadas, mar adentro, por los tiburones brechtianos: La escuela al servicio de los intereses de unos pocos que quieren devorar el mundo. La conciencia crítica es lo único que nos queda para defendernos de su poder. Nos jugamos mucho, no podemos dejar la escuela en manos de los tiburones. Aquello de que “el pez grande se come al chico” no es un axioma en la reglas de juego de un mundo democrático.

Anuncios

2 comentarios el “Tiburones

  1. Unai
    9 de noviembre de 2012

    Acostumbrarnos a estos tiburones es lo que nos queda, pues existieron, existen y persistirán, con una cara u otra. Solo el estado utópico comunista (bien llevado a la práctica) podría acabar con ellos. Pero lo que nos queda es aprender de como se defiende el pez chico del grande en la naturaleza: en masa, manteniéndose unidos y moviéndose al unisono, ya que el que va por libre perece. Por ello hacerse oír y ver en masa es fundamental por mucho que nos digan que no se consigue nada, pues eso es lo que pretenden que creamos.

    • aa
      10 de noviembre de 2012

      Unai me encanta tu optimismo… Necesitamos la utopía para que todo esto tenga sentido…no tanto para ser ilusos, sino porque estamos seguros que otro mundo, otra educación es posible.

¿Qué piensas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 5 de noviembre de 2012 por en Actualidad, Evaluación, Profesorado.
A %d blogueros les gusta esto: