Educrítica

Espacio para la reflexión sobre temas educativos

Escribir

La escritura  transformó, en sus inicios, la costumbre en norma. Luego, la multiplicación de los escritos mediante la imprenta, el saber se democratizó. La escritura tiene, siempre, una dimensión política. Su misión es crear e influir en el espacio público. Después de la discusión, el debate, hay que levantar acta.

Necesitamos escribir. El paso de lápiz y papel  al teclado despersonalizó lo escrito. “Copiar y pegar” puede llegar a ser una perversión.

Escribir es un acto creativo; exige concentración, mirarnos hacia dentro, al lugar donde nacen las palabras y hacerlas brotar, dibujarlas, leerlas, tacharlas, releerlas…

Lo escrito volará a otras mentes, se disolverá en otros mundos y volverá a materializarse. Necesitamos gente que escriba, el profesor debe escribir y ayudar a escribir. Tejer el pensamiento penelopeano, urdimbre  necesaria para transformar la información en conocimiento. El hipertexto está de moda, pero necesitamos construir textos. Con la fuerza bruta se vence, el otro es anulado; con el texto se con-vence, el otro cuenta. La escritura es cosa de dos: el que escribe y el que lee; es el paso intermedio entre  realidad y pensamiento. Lo escrito permanece,adquiere una dimensión histórica, transciende al autor, es transcendental. Lo infinito en un garabato. El postmodernismo olvidó esta dimensión y de paso degradó la verdad a interpretación.

Es el momento de revindicar la escritura: el pensamiento con posibilidad de ser contrastado, interpretado, enriquecido… es el momento de crear.

Tenemos un espacio en blanco… necesitamos que escribas para que la nada sea algo.

Anuncios

4 comentarios el “Escribir

  1. Enara
    30 de septiembre de 2012

    Escribir significa para mí apropiarse de las palabras ,confrontarlas,oírles el sonido y escuchar su furia,acariciar con ellas, e incluso resolverse a través de un texto.Con la escritura liberamos ideas,incidimos en la transformación de la sociedad,cultivamos la sensibilidad,enriquecemos la comunicación y logramos relaciones más personales ,más cálidas,más constructivas..

    …y porqué no empezar a escribir expresando debilidades.?.

    SIEMPRE M E GUSTÓ EL CHOCOLATE

    Siempre me gustó el chocolate.Especialmente el negro.Esa mezcla de sabor entre amargo y dulce,la sensación pastosa que se instala en la boca durante segundos antes de disolverse,esa que te hace cerrar los ojos para percibir con más intensidad el placer que sabes fugaz y que te hace ronronear un ¡uhmm!¡uhmm! al mismo tiempo que te desperezas.

    El chocolate suelta aromas y recuerdos:la merienda de la infancia,los fríos inviernos ante una taza de chocolate,la complicidad de una chocolatina compartida,…

    Esta tarde devoro chocolate.

  2. educrítica
    1 de octubre de 2012

    Me ha encantado tu dulce comentario.

  3. Marek Kubicki
    13 de octubre de 2012

    Me enamora escribir, esta forma única de reinterpretar lo que vemos estático ante nosotros para darle vida y movimiento, para que vaya a buscar otros ojos, oídos, tactos, olfatos, gustos con los que compartir la interpretación personal, mágica por ello y fabulosa, para que hable con los demás, con las demás interpretaciones, inmensas, creando un lago cálido y polisémico, tolerante, donde sentarnos a charlar y contemplar la primigenia de un mundo que queremos construir entre todos y para todos. Y todo ello a pesar de que a veces escribir se torne en un escape de nuestro cuerpo magullado, pero en esos casos creo que somos avasallados por nosotros mismos y nos rendimos ante nuestro egoísmo de autocomplacencia; tenemos que aprender a controlarlo para ser capaces de crear para compartir, de crear para construir. Mas esto puede referirse a la relación libertad-libertinaje. Y, por supuesto, escribir puede ser reflexionar sobre nosotros mismos y encontrar la forma de hacernos más justos, buenos y tolerantes.
    Esta mañana he leído una entrevista a un cineasta, hablaba sobre “escribir” y exaltaba sobre otras cosas la libertad de la que te envuelve la escritura en contraste con la libertad limitada de escribir los guiones de sus producciones.
    Y desde luego, lo que más amo de la lectura y la escritura, pues son a mi parecer indisolubles, es el impulso de creatividad e imaginación de la que te hacen partícipe, la búsqueda infinita de expresar aquello que no se ve, que siquiera es percibido, aquello que se siente, y que ni aún hoy con todas las técnicas científicas existentes se puede explicar. Y, está claro, que con el objetivo de compartirlo en algún momento futuro, si no, por qué escribirlo.
    ¡Oh!, y para acabar, últimamente estoy leyendo un libro que versa sobre el poder de las palabras, como increíblemente una palabra no es sólo ella, no es sólo el significado que hoy conocemos de ella, sino que atesora para bien o para mal todos sus significados pasados, cualidad que ha sido usada para manipular a las masas, como mezclar determinadas palabras para transmitir o evocar significados ocultos, mucho más allá de lo que yo en un principio imaginé e imaginaba se podía atribuir a la poesía. Muy interesante. El libro se llama “La seducción de las palabras”.

    • educrítica
      13 de octubre de 2012

      La palabra es es el gran invento de la humanidad, tal es así..que la palabra nos crea…somos productos de las palabras.

¿Qué piensas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 25 de septiembre de 2012 por en Profesorado, Reflexiones.