Educrítica

Espacio para la reflexión sobre temas educativos

Pareceres

Hay una teoría que afirma que las profecías, aquello que se piensa/siente, se cumplen. ¿Qué pensamos/sentimos el profesorado respecto a nuestro alumnado?. Esto no significa argumentar con generalizaciones vacuas,  tampoco dar respuestas superficiales.

Responder exige analizar el mundo de los sentimientos, ese mundo profundo que controla nuestras acciones, aquello que, en expresión de Bourdieu, estructura el significado y el sentido de nuestras acciones cotidianas; aquello que sin ser demasiado conscientes, es lo que interpreta, da forma/integra  a  nuevas situaciones.

Hay en el mundo de la vida (Habermas) aspectos determinados por el mundo sistémico, externo a nosotros y con difícil control, pero hay otros aspectos que son de nuestra cosecha, los hemos colocado y ordenado a lo largo de nuestra existencia (género, origen social, trayectoria profesional…). La falta de consciencia/racionalidad  favorece su  eficacia . Aspectos que no han sido racionalizados y han adquirido, con el tiempo, categoría de naturales.

Los profesores nos enfrentamos  a un curso nuevo, cada día el alumnado es diferente, en cada clase hay personas distintas… Emplear los mismos criterios de clasificación, trabajar desde los mismos presupuestos, aplicar los mismos remedios… no es una actitud racional. La profesión no puede estar basada en prejuicios, en  razones irracionales.  El horizonte es curvo por mucho que nuestra evidencia lo niegue. Nuestros pareceres influyen en nuestro alumnado. Somos profesionales y lo debemos tener en cuenta. Cambiar estos sentimientos, la cultura de la profesión, es posible… y necesaria. Ni mentalidad mágica, (irracionalidad, presupuestos universales…), ni mentalidad técnica (recetas universales aprendidas, fórmulas aplicadas a diestro y siniestro…).

Anuncios

2 comentarios el “Pareceres

  1. Enara
    11 de noviembre de 2012

    Creo que a lo largo de nuestra vida profesional como docentes,los pensamientos y sentimientos hacia el alumnado son cambiantes,según vamos adquiriendo experiencia,observando,leyendo y en definitiva,cambiando nuestros objetivos como enseñantes,basados en la responsabilidad y el respeto hacia nuestros alumnos\as que lleva implicito la reflexiòn y la acción.
    Si somos personas comprometidas con nuestro trabajo y el mundo que nos rodea,no podemos dejar de hacernos continuamente preguntas sobre el sentido pedagógico y social de nuestra practica educativa e ir adaptandola a nuestros chicos/as ,de manera que cumpla ese objetivo final de que se conviertan en personas críticas y autonomas.Nuestro papel como profesionales,creo yo que debe ser el de acompañarles en este proceso y al mismo tiempo que aprenden ellos aprender nosotros.
    Es necesario para llevar a cabo esto,mucho amor,ya que como muy bien dice Freire “No puedes enseñar a amar.La única forma de ensenar a amar es amando.El amor es la transformación definitiva”.

  2. educrítica
    12 de noviembre de 2012

    El último párrafo no tiene desperdicio…pero con la que está cayendo me parece que que necesitamos cambiar mucho la forma de pensar/sentir del profesorado para acercarnos a lo que tú afirmas.

¿Qué piensas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 23 de septiembre de 2012 por en Profesorado, Reflexiones.