Educrítica

Espacio para la reflexión sobre temas educativos

¿El nivel escolar baja o sube?



Padres, madres, profesorado, medios de comunicación… proclaman una y otra vez: “El nivel educativo está bajando”. Tantas veces se ha dicho que se admite como algo natural y perfectamente demostrado.

Ya es un clásico el libro de Baudelot, Ch. en el que título y conclusión coinciden: El nivel educativo sube. Este estudio que abarca varias décadas lo demuestra contundentemente. Así pues, ese eslogan pesimista debe ser revisado.

El término nivel es un constructo, algo que cada uno utiliza con diferentes intenciones: reproches políticos, crítica al profesorado, consecuencia de la indisciplina, etc. Es un término polisémico de difícil definición como para que pueda incluirse en una tesis tan contundente. Es un metro de goma utilizado de manera sesgada para demostrar un punto de vista definido con anterioridad y que, por supuesto, no se está dispuesto cambiar.

Está claro que los saberes del alumnado son diferentes de los de antes: El mundo de las tecnologías, la memoria externa de las TICs, el uso de los idiomas, la interculturalidad de nuestras aulas… son factores que han aumentado el conocimiento del mundo. Nuestros alumnos saben más.

Otra cosa muy diferente es que sepan los contenidos escolares que, desde hace muchas décadas, permanecen encerrados en los libros de texto. Los lectores de hipertextos tienen muchas dificultades para entener los textos. La escuela tiene que enseñar a leer de forma diferente para ayudar a comprender un mundo diferente. Negarse a la evidencia nos lleva al fracaso y a la desidia.

Empieza el curso: ¿enseñar saberes académicos? o ¿preparar para la vida?

Anuncios

8 comentarios el “¿El nivel escolar baja o sube?

  1. Eva
    29 de septiembre de 2012

    Es interesante lo que plantea, sin embargo me pregunto, si es tan contundente que el nivel educativo sube,
    ¿por qué se proclama por todos los medios que está bajando?
    ¿cómo entonces hay que interpretar nuestro lugar en PISA?

    Gracias por brindarnos este espacio 🙂

    • educrítica
      30 de septiembre de 2012

      El nivel educativo sube de forma contundentemente. Estamos en una nueva era: la sociedad del conocimiento. El problema que en esta sociedad la escuela tendrá protagonismo si cambia y colabora con otros sectores sociales.
      Para interpretar PISA debemos ir un poco más allá de los titulares que solamente destacan puntuaciones y escalas. Por ejemplo en España nuestros sistema educativo, aunque no está bien en aquellos aspectos cuantitativos que indican la cantidad de conocimientos escolares, si destacan que tiene cierta capacidad para compensar la desigualdad social de partida.

  2. Eva
    1 de octubre de 2012

    Sería interesante, al menos para mí, dedicase algún día un texto al aspecto PISA…

    En cuanto a la primera cuestión coincido en que el protagonismo compartido es más eficaz, sin embargo disculpa sin insisto en la pregunta. He leído que hay cierto interés en algunos sectores de la sociedad en difundir que el nivel educativo baja… sin embargo tú y otros autores lo niegan. ¿Cree en que hay interés en este sentido, por qué? o ¿quizás es un desconocimiento en ese ir más allá en la interpretación de PISA u otros estudios?.

  3. educrítica
    2 de octubre de 2012

    Los exámenes PISA no tiene un único objetivo. El más publicitado es establecer una clasificación de los países de la OCDE en una determinadas “competencias”. Este dato estadístico es interpretado, políticamente, de forma diferente por distintos sectores e ideologías sociales. Así pues los datos PISA sufren, al menos, dos tergiversaciones: simplificación de los resultados a una escala aparentemente neutral , y el uso que de esos datos hacen las distintas ideologías políticas y sectores sociales, utilizados para justificar su inamovible punto de partida. Es necesario profundizar en este tipo de evaluación con tanta tan influyentes en la construcción de la opinión pública, si no queremos caer en una farsa.

  4. Unai
    21 de octubre de 2012

    Leer esto me ha traído a la mente una simple anécdota que me contó mi padre y creo resume un poco la idea de nivel: un día su maestro (solo uno) entro en clase y dijo: bien, hoy vamos a aprender las partes del arado. Y no se preocupó de seguir “la enciclopedia de entonces”. (No hace falta decir que era un entorno muy rural y desfavorecido) Esos alumnos creo que si que tenían el nivel, el nivel que requería su entorno Pero si lo comparamos con lo que hoy saben los alumnos, claro que es mucho mas. Pero el problema radica en que lo que saben no les sirve para enfrentarse a los problemas fuera de los libros de texto, la vida real.

  5. educrítica
    22 de octubre de 2012

    Está claro que la escuela tiene que introducir nuevos contenidos, nuevas metodologías… y nuevos maestros.

  6. Manuel Pérez Martínez
    31 de marzo de 2014

    LOMCE (Ley Orgánica que eMpeora la Calidad Educativa)
    1. Declara principios de promover mediante la educación el espíritu crítico, la autonomía y la individualidad. Cuando es todo lo contrario lo que se imparte en las aulas, jamás te enseñan a pensar ni cuentan con tu opinión en la educación. La individualidad la sustituyen por la generalidad; ya que se trata a todos por igual, se examina a todos por igual, todos aprenden lo mismo y del mismo modo… No se crean personas autónomas, ya que no hay libertad en la educación actualmente.
    2. Declara la religión como una asignatura más, la cual contará para la nota como las otras (mientras quita importancia a otras como Filosofía), Cuando la Religión debería limitarse al ámbito privado, y no ser impartida en colegios públicos y mucho menos desprestigiar a asignaturas con mucho más valor funcional y real.
    3. Elimina selectividad, creando pruebas de acceso (mediante entrevistas) a la universidad. Dichas pruebas se tendrán que realizar individualmente en todas las universidades que el alumno quiera matricularse. Estas pruebas fomentan el “enchufismo”, cada vez más; además supondrán un coste económico que muchos no podrán asumir o simplemente les reducirá su margen de matrículas.
    4. Recortes en tasas, becas, infraestructuras y material escolar. Así como aumento de requisitos y nota para la obtención de becas académicas. Cada vez se está recortando más en educación, y pronto será una educación de mierda únicamente accesible a una minoría.
    5. En la revalida los exámenes podrán ser corregidos por centros privados, aquí se acaba con la arbitrariedad a la hora de corregir.
    6. NO A LA EDUCACIÓN PRIVADA. Ya que todos deben tener las mismas posibilidades, no debe predominar el nivel económico a la hora de acceder a la cultura.
    7. Artículo 116 de la LOMCE añade que “las administraciones educativas podrán convocar concursos públicos para la construcción y gestión de centros concertados sobre suelo público dotacional”. Si no basta con la existencia de la educación privada, encima nos toca subvencionarlas con dinero público.
    8. Educación machista, en la que la sociedad predetermina aún profesiones para niños o niñas. En la que las niñas juegan en los rincones del patio y los niños ocupan toda la pista. En la que en los niños se premie la competitividad y en niñas los buenos modales…
    9. Educando a personas que no podrán trabajar. Creando futuros parados en un sistema descontrolado y con cada vez más paro. Estudiantes obligados a irse a otros países porque en el suyo no encuentran trabajo, a pesar de su elevada formación académica.
    10. Planes de estudio y temarios predispuestos. Una educación cerrada en la que año tras año se dan los mismos temarios, en la que se esfuerzan por dar todo el temario y dejan atrás cosas mucho más importantes para la vida en sociedad. Un sistema académico tradicional, impuesto desde el despotismo ilustrado, en el que las personas son números y cualquier impedimento que encuentren lo condenará al fracaso.
    Pero… ¿Qué esperar de una educación en la que se pide más requisitos para formar un puente que para formar un niño?
    Intentemos luchar por una educación justa, individual, igualitaria, autónoma y libertaria. Una educación que nos enseña a pensar y no a obedecer. Una educación en la que se aprenda experimentando y predomine la práctica. Una educación en la que a los niños les guste ir a la escuela y en la que el tutor sea un mero guía en el proceso de aprendizaje.

  7. Maullante
    2 de abril de 2015

    Yo también oigo mucho decir que hoy en día los estudios son más fáciles que antes, pero no puedo opinar porque no he podido comparar, simplemente yo he estudiado en mi época, cuando me ha tocado y punto. Pero sí hay una cosa que está clara: cada vez se estudian más años: antiguamente, la gente dejaba de estudiar y se ponía a trabajar a los 15 años, y casi nadie iba a la universidad. Luego empezó a ir casi todo el mundo a la uni y no se empezaba a trabajar (ya en plan serio, no me refiero a currillos de verano en plan Burger King para sacarse unas pelas) hasta bien entrada la veintena. Y hoy en día son muchos los que tienen 2 carreras, o una carrera y un máster o un doctorado etc. Por lo tanto si los estudios son más largos parece lógico que en compensación sean más fáciles.

¿Qué piensas tú?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 18 de septiembre de 2012 por en Evaluación, Profesorado.

Navegación